CROSSWORDS

CROSSWORDS
Con estas palabras os doy la bienvenida y mi mayor agradecimiento a vosotros que sois los que hacéis posible que este blog se mantenga activo y vaya renovándolo cada poco tiempo. Mi deseo es que el contenido de este blog os aporte diferentes emociones y sentimientos. Un abrazo cariñoso también a todos los que estáis ahí y formáis parte de esta poesía y a todos los que quieren también formar parte de ella, a las nuevas incorporaciones: un abrazo de bienvenida a todos ellos



sábado, 6 de febrero de 2010

"Sus dedos desangraban las estrellas"

Sus dedos desangraban las estrellas
del cielo, sus manos
recogían las arenas sin sentido
de la calle.

Y ella allí, enjaulada,
temblorosa,
arrebatadora tal vez. Apenas mostraba el semblante,
un semblante cubierto de algodón y seda,
gris...
un semblante gris pero al mismo tiempo dócil,
no áspero.

Sus dedos eran la sangre del cuerpo...
encerrada en él. Sus manos
arañaban las paredes por doquier.
Y ella sóla,
agarrada al instante en que se iba
la noche,
en que no podía sufrir.

¿A dónde
vas?- le preguntó
el gris espejo, gris como ella,
gris como el mar. ¿A dónde te ha conducido
él, con su ímpetu,
con su ira?. Ya era tarde
y lo sabía...
sus dedos
habían dejado de sangrar.

¿Tú le conoces?, ¿él
te conoce?. ¿Por qué te arrebata la infancia
y se mete en tu silencio
sin avisarte antes, por qué?.
¿Tú le conoces?- le pregunto. Porque he visto
gestos de incredulidad
y de templanza
en tu semblante.

"A ver si vuelve
el señor de mis oscuridades- me dijo ella,
ya no quiero seguir soñando".
Ella se alejó así, malherida. Yo le perseguí
hasta que su caballo dobló la esquina
y se hizo aire.

Y lo sé
porque en el suelo dejó una huella
que me hizo recelar.
No,
no le seguí. Debía encontrarme con su silencio
cuanto antes.
Y a solas.

2010


5 comentarios:

  1. No sé, pero hay algo que tal vez "espante" en estos versos. No sé, tal vez esté equivocado, pero hay algo negro en ellos. Algo que rompe el alma.

    Besicos.

    ResponderEliminar
  2. Muy hermoso lo que nos ofreces en este día, es un placer siempre acercarse a tu espacio.

    Gracias por compartir.

    Cálido abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Tienes razón, Guillermo, cuando terminé de escribirlo también a mí me quedó una sensación de desasosiego y de tristeza. Pero es algo que me parece necesario recordar siempre, que la hay... más allá de lo que queramos transmitir

    ResponderEliminar
  4. Empieza como poema y acaba casi como un relato (parece que sugiere un capítulo más, una continuidad). Tiene imágenes increíbles. Me gusta lo negro y lo que rompe el alma... (elt).

    ResponderEliminar
  5. Bueno, Raúl, tienes razón. Sabes que siempre quise buscar algo diferente, formas de escribir diferentes. A mí personalmente me parece que tiene sentido, aunque quizás el cambio sea un poco brusco, pero me parece que el diálogo da paso a una conciencia de sueños y de querer desmarcarse de la realidad que le rodea. Y sobre todo, un final acorde con el ritmo del poema

    ResponderEliminar